El aprendizaje socioemocional es de beneficio para todos los estudiantes. Diversas investigaciones concluyen y afirman que el aprendizaje socioemocional continuo, intencionado y sistemático ofrece resultados positivos que influenciarán en gran manera la preparación universitaria y profesional de los estudiantes.

Los empleadores citan las siguientes habilidades como esenciales para la fuerza laboral del siglo XXI:

  • Incremento en asistencia, calificaciones y tasas de graduación.

  • Disminución de la frecuencia y gravedad de los incidentes de comportamiento negativo.

  • Incremento de relaciones interpersonales positivas.